Vicente F. Hurtado

CreativeCommons-by-nc-sa-4.0

Dolor de payaso

Comentar
Los niños de la planta de oncología aplaudieron al payaso y él les prometió volver al día siguiente. Ellos contestaron que allí estarían, esperándole.
El payaso regresó a su habitación. Se desmaquilló y le borró la sonrisa. Se quitó la peluca y dejó al descubierto su cabeza pelada. Se tumbó en la cama y llamó a la enfermera. No soportaba más el dolor.

0 comentarios:

Publicar un comentario