Vicente F. Hurtado

CreativeCommons-by-nc-sa-4.0

#Microrrelato: Metamorphoseon

2 comentarios
Metamorphoseon
Mi mujer aún duerme. Cuando despierte no sé que pensará al ver que me he transformado en un unicornio. Seguro que me dice que no me queje, que solo es un cuerno de nada, para quitarle importancia al hecho de que me la ha pegado varias veces con otros. Aunque, claro, a lo mejor ahora deja de buscar sexo fuera de casa cuando vea lo que cuelga bajo mis cuartos traseros. Es enorme.

Una virgen y el unicornio

2 comentarios:

  1. ¡Qué bueno!, eso que cuelga de los cuartos traseros... mmmmm ... me parece que va más allá de lo ¡fantástivo!

    Un besazo Vicente. :)

    ResponderEliminar
  2. Jajaja... podría llamarse Género Erótico Fantástico ;-)

    ResponderEliminar