Vicente F. Hurtado

CreativeCommons-by-nc-sa-4.0

#Microrrelatos para #Photocall (11072014)

Comentar
¿Vale más una imagen o 1500 caracteres?
Photocall es un fulminante para tu creatividad. Nosotros ponemos una imagen. Tú pones la historia que te sugiere. Tienes siete días y 1500 caracteres como límite.

Imagen sugerida semana 11072014:
Photocall (11072014)
Photographic Collection - Town Hall Station - Dominio Público.

Este es el micro con el que he contribuido:

EL ÚLTIMO PASTELILLO
Después de darle un bocado al cuarto bollo relleno de chocolate de esa mañana, el vigilante volvió a mirar el monitor de la cámara de seguridad de la estación de metro. Las decenas de personas que hacía unos instantes esperaban en el andén, habían desaparecido. Notó que alguien suspiraba a su espalda y se volvió, a la vez que echaba mano a su cartuchera. Se encontró con la figura de una anciana vestida con ropa deportiva color fucsia, rematada por unas Nike blancas con los cordones a juego con el resto de indumentaria. Era de rostro amable y llevaba el pelo teñido de rubio recogido en un moño.
—¿Pero quién cojones es usted? —preguntó el vigilante, sin saber si sacar el arma o no.
—Cuida ese lenguaje, jovencito —le amonestó la anciana—. Y vamos, que el tren está a punto de llegar —dijo y le ofreció la mano al vigilante.
—¿Qué tren? —Se estaba poniendo nervioso y su mano ya estaba en la culata de la pistola—. ¿Pero qué dice?
—Tu último viaje, querido —dijo ella con dulzura—. No es nada bueno quedarse. Nada bueno, créeme. Debes venir conmigo. Si quieres, claro. —Apuntó con el dedo hacia el monitor y el vigilante se giró hacia él.
Sombras de siluetas humanas recorrían a ritmo frenético el andén y las vías; subían por las paredes y gateaban por las vigas de hierro. Algunas subían al techo y se dejaban caer, una y otra vez.
El vigilante, sin decir nada, tomó la mano de la anciana y se dejó llevar.

0 comentarios:

Publicar un comentario